Cámaras de vigilancia

¿Cámaras de vigilancia con cable o inalámbricas?

Uno de los errores más habituales que se comenten respecto a las cámaras de vigilancia, es confundir las cámaras IP con cámaras inalámbricas, pensar que todas las cámaras IP son inalámbricas y esto no es así… En la actualidad, podemos decir que todas las cámaras inalámbricas son IP (hace años existían en el mercado cámaras analógicas inalámbricas, pero actualmente es un sistema completamente obsoleto), pero NO todas las cámaras IP son inalámbricas. 

Las cámaras IP pueden ser inalámbricas y conectar con un PC, Tablet o Smartphone mediante wifi pero también pueden ser cableadas y utilizar el cable de red de la instalación informática para transmitir la imagen (como si fuesen datos).

En esta ocasión, hablaremos sobre las cámaras con conexión inalámbrica, pros y contras y para qué tipo de instalaciones están indicadas.

Ventajas de las cámaras de seguridad inalámbricas

  • Ahorro de costes en instalación: al funcionar mediante conexión inalámbrica, el ahorro de costes en cableado y canalización es muy alto (siempre que tengan acceso a un punto de alimentación).
  • Fácil y limpia instalación: se pueden instalar de forma rápida y sencilla sin necesidad de obra.
  • Flexibilidad en la ubicación: al no necesitar cable, pueden instalarse con suma facilidad donde se desee y si una vez instaladas, es preciso moverlas a otra ubicación, se puede hacer de forma rápida y sencilla, basta con trasladar la cámara a otro espacio con cobertura wifi.

Desventajas de las cámaras de seguridad inalámbricas

  • Vulnerables a sabotajes: las cámaras de vigilancia inalámbricas se pueden sabotear con suma facilidad, bastaría con un inhibidor de frecuencias para inhabilitar la señal, igual que sucede con los sistemas de intrusión no cableados.
  • Riesgos de seguridad y privacidad: las cámaras con conexión inalámbrica se pueden hackear con mayor facilidad que las cámaras cableadas. Si no se toman las medidas de seguridad necesarias, incluso pueden ser utilizadas por los intrusos para obtener información de las viviendas y hábitos de los inquilinos antes del golpe.
  • Problemas de interferencias y conectividad: las cámaras inalámbricas pueden tener interferencias y problemas de cobertura, interrumpiendo la señal de video o evitando que esta llegue con claridad y nitidez.
  • No permiten gran personalización: por regla general, las cámaras inalámbricas no permiten personalización de ópticas con alcances y profundidades diferentes.
  • Problemas de alimentación: las cámaras inalámbricas, se llaman así porque pueden transmitir la señal sin necesidad de cable, pero sí que necesitan un cable de alimentación. En caso de funcionar con baterías recargables, su autonomía es muy limitada.

 

 

La importancia de las cámaras de vigilancia

 

Contar con una cámara de vigilancia con estas características puede reportarnos multitud de ventajas, ya que además de proporcionar una sensación de seguridad y protección adicional, también permiten identificar a personas, elementos y cualquier tipo de circunstancia que se pudiera generar y que resultase peligrosa o preocupante para nuestros intereses.

Si nos fijamos, no hay empresa, comercio o finca de gran valor que haya optado por prescindir de las cámaras de vigilancia si se le ha presentado la oportunidad de cuestionarlo, pues todos deseamos aumentar siempre nuestras medidas de seguridad para evitar a toda costa cualquier tipo de imprevisto o amenaza que nos pudiera comprometer, a nosotros o al negocio.

 

Es vital contar con “refuerzos” a la hora de protegernos del resto. Ya no solo por la integridad física, puesto que no siempre lo que se pretende vigilar es a la persona en sí, sino por garantizar la protección de documentos y objetos de gran valor.

Pero eso no es todo, muchas de ellas también son empleadas para poder ejercer funciones de supervisión y seguimiento sobre otros, permitiendo obtener pruebas grabadas de determinados actos que pudieran generar un conflicto posteriormente. Las grabaciones hacen posible que se pueda identificar a las personas que han participado en actos o disputas, demostrando o no las versiones que cada uno pudiera ofrecer sobre lo sucedido.

 

Fuentes:

Fuente_1

Fuente_2

 

Para cualquier duda puedes contactar con nosotros por teléfono 964 57 78 25, vía formulario de contacto o si te apetece ven a vernos. Estamos en  C/ Villarreal n°2 Bajo, 12593 Moncofa, Castellón.

Los comentarios están cerrados.