Algunos consejos para afrontar el fin de soporte para Windows XP

Doce años y medio después de su lanzamiento, el 15 de octubre de 2001, a partir del martes 8 de abril de 2014 Microsoft deja de actualizar y dar soporte a Windows XP salvo en el caso de aquellos clientes suscritos a un contrato de soporte de pago.

 

Lo único que seguirá recibiendo actualizaciones, y en cualquier caso solo por un tiempo limitado, serán las definiciones de malware de Microsoft Security Essentials.

Esto quiere decir que la inmensa mayoría de los usuarios de Windows XP, de los que aún quedan millones en el mundo, muchos más de los que a Microsoft le gustaría, quedan a partir de ese día desvalidos ante nuevos problemas de seguridad que puedan aparecer.

Lo ideal sería dejar de usar XP y pasar a alguna versión más actual que todavía tenga soporte, aunque no sea la más reciente, o incluso dar una oportunidad a otros sistemas operativos como OS X de Apple o a alguna distribución gratuita de Linux como puede ser Ubuntu, por citar una de tantas.
Asegurar el ordenador

Pero en el caso de tener que seguir usando Windows XP por el motivo que sea, hay algunos pasos que se deben tomar antes de que finalice el soporte por parte de Microsoft.

El primero, instalar todas las actualizaciones disponibles tanto de XP propiamente dicho como las citadas definiciones de malware de Microsoft Security Essentials antes de que dejen de estar disponibles, lo que dejará al ordenador tan seguro como es posible frente a virus y similares.

También es recomendable actualizar todas las aplicaciones que se usen, si aún existen actualizaciones para ellas en su versión para XP, de nuevo para asegurarse de que están corregidos los posibles fallos de seguridad.

A la hora de buscar estas actualizaciones de aplicaciones es fundamental no olvidarse de actualizar el antivirus y sus definiciones de virus y mantenerlas actualizadas en el caso de no estar usando Microsoft Security Essentials. Es importante también poner el antivirus en el modo de seguridad más fuerte posible, incluyendo la opción de explorar memorias USB, discos externos y diskettes, correos electrónicos, etc.

Lo ideal sería que ningún ordenador que tenga XP siga conectado a Internet

De hecho, lo ideal sería que ningún ordenador que tenga XP siga conectado a Internet a partir de la finalización del soporte, ya que una forma habitual de ser infectado por virus y otro malware son las páginas web.

Pero en el caso de que esto no sea posible, lo que sí es recomendable es dejar de usar la versión de Internet Explorer de Windows XP, ya que igual que el propio sistema operativo a partir del 8 de abril dejará de recibir actualizaciones; en este sentido Google ha prometido seguir actualizando Chrome para XP al menos hasta abril de 2015.

En empresas y otras organizaciones, los responsables de informática y de redes pueden tomar alguna otra precaución más como limitar los sitios web a los que pueden acceder los ordenadores con XP, o bloquear ciertos puertos de la red en estas máquinas.

Pero en cualquier caso, todas estas precauciones no son más que parches que para nada aseguran que un ordenador que siga corriendo XP a partir del 8 de abril de 2014 se vaya a mantener seguro.

Simple y llanamente, seguir usando Windows XP es jugársela y algo difícilmente justificable a estas alturas en la mayoría de los casos.

Fuente

Los comentarios están cerrados.

¿Necesita ayuda? ¡Envíenos un correo! Contacte con Atención al cliente

← Prev Step

Gracias por contactarnos. Le responderemos antes posible.

Please provide a valid name, email, and question.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Delete History